jueves, 17 de marzo de 2016

Suecia pide a ONU protección de DDHH en Honduras




“Hemos perdido una líder y no podemos permitir que esto se repita” mencionó la embajada de Suecia para Centroamérica en referencia al reciente asesinato de la líder ambientalista internacional, Berta Cáceres.

Escrito por: Ronnie Huete S.
Periodista y Activista de DDHH
Cooperante Internacional


California, EU, 17 de marzo de 2016.  Latinoamérica está haciendo atacada.

El experimento del departamento de Estado con las políticas imperiales diseñadas desde Washington D.C. son el reflejo de lo que puede ocurrir en otro país de la región latinoamericana,  y que acontece en Honduras.  

El asesinato de la indígena y ambientalista internacional, Berta Cáceres el pasado 3 de marzo del presente año y el reciente crimen contra su compañero, también miembro del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Nelson García, son el sacrificio que pagan aquellos seres humanos que luchan por la preservación de la vida natural en la tierra.

Enfrentarse al capital financiero internacional de la Empresa Desarrollos Energéticos S.A (DESA), y a las políticas neoliberales de subastar los recursos naturales de Honduras, llevo al asesinato de Berta Cáceres y Nelson García, ambos pertenecientes al pueblo originario lenca de Honduras.

Debido a estos asesinatos repudiados y condenados internacionalmente, hoy en la capital de Honduras se están efectuando masivas manifestaciones del pueblo negro garífuna, lenca, y otros sectores que conforman la pluriculturalidad de este país centroamericano.

A su vez, se han sumado diversos sectores que condenan el vil asesinato de Berta Cáceres. Toda esta jornada de movilizaciones se efectúa en medio de una militarización total de Tegucigalpa, incluyendo francotiradores, según informan sectores del movimiento social de Honduras.

Defensores de derechos humanos, prensa independiente e internacional hacen cobertura de este evento, y al mismo tiempo el Embajador de Suecia para Guatemala y Centroamérica, Georg Andren y la Directora del Centro Cooperativo Sueco (WE EFFECT), para América Latina, Viveka Carlestam, brindaron una conferencia de prensa condenando ambos asesinatos de los ambientalistas y líderes del pueblo originario Lenca.

Parte del comunicado de prensa que ambos representantes internacionales redactaron, mencionan como de particular importancia que la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, elabore una estrategia para la protección de los Derechos Humanos en Honduras.

Suecia es uno de los principales contribuyentes al Alto Comisionado a Nivel Global y ha permitido la apertura de una oficina en Honduras.

El gobierno de Suecia a través de está alta representación diplomática resaltó que el horrible asesinato de Berta Cáceres, visibiliza la importancia de brindar particular atención a mujeres defensoras y el rol de mujeres en políticas de seguridad.

Suecia posee una política externa feminista donde los derechos, la representación y recursos de las mujeres son centrales.

“Hemos perdido una líder y no podemos permitir que esto se repita” mencionó la embajada de Suecia para Centroamérica.

Ante este acontecimiento internacional, que tuvo lugar hoy en Tegucigalpa, capital de Honduras, es indispensable que los ciudadanos en Honduras, se mantengan en una ininterrumpida jornada de protestas, exigiendo justicia y un bloqueo de la cooperación internacional contra el gobierno de Honduras, puesto que gran parte del presupuesto gubernamental de este país, proviene de la cooperación internacional.

Al bloquear y condenar internacionalmente, al Estado fallido que vive Honduras desde hace siete años, los países amigos de Honduras, no se observarían tan cercanos amigos de un gobierno de facto, en donde la represión, el asesinato de pueblos originarios, negros, campesinos, periodistas, abogados y todo aquel que se opone a la tiranía, es desaparecido o lanzado al exilio laboral o político.  

La líder ambientalista internacional, y premio Goldmand 2015, Berta Cáceres, desde hace cuatro años estaba siendo objeto de amenaza a muerte por parte de DESA y la misma representación judicial del Estado de Honduras, tal y cual Cáceres denunció en reiteradas ocasiones a la prensa nacional e internacional.

Sin embargo, el legado internacional de la mujer que le torció la mano al Banco Mundial y a China, tal como lo describió la prensa internacional, hoy seduce al mundo en la lucha de la preservación y el respeto a los recursos naturales.

En el presente, estos recursos son destruidos y sus consecuencias se ven en el cambio climático mundial, Berta Cáceres fue muy consciente de ello, a tal punto que ofrendó su vida al rio Gualcarque en Honduras.


Cualquier atentado o amenaza para el autor de este artículo es responsabilidad de quienes representan y gobiernan el Estado de Honduras y sus invasores o los que menciono en el presente artículo.

El autor de este artículo es corresponsalía voluntaria de http://conexihon.hn, rebelión.org,  la revista Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica, la organización Casa Mafalda São Paulo, Brasil , La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y El portal http://desacato.info editado en Florianópolis, Brasil.






No hay comentarios:

Publicar un comentario