lunes, 12 de octubre de 2015

El guante de seda y los 11 mil



Según la revista Forbes, Jaime Rosenthal es uno de los 100 empresarios más poderosos y millonarios de Centroamérica, sin embargo más de 11 mil de sus trabajadores perderán sus empleos debido a las acusaciones financieras que se le imputan a los Rosenthal, que los ha encaminado a la liquidación forzosa de su banco.


Escrito por: Ronnie Huete S.
Periodista y activista de DDHH
 
Washington D.C. 12 de octubre de 2015. La bomba de hidrogeno de la corrupción en Honduras, está logrando romper el guante de seda que mantiene el estatus quo de la elite dominante.

El reciente acontecimiento publico que liga a la familia “hondureña” Rosenthal con actos irregulares en su sistema financiero, es uno de los casos que podría abrir la brecha para denunciar ante la opinión pública mundial, de cómo se han enriquecido. Pero la verdadera historia, y no la que cuentan en las páginas sociales de los diarios hondureños.

El acontecimiento Rosenthal, también desnuda que los minúsculos grupos de poder en Honduras, se están atacando entre sí, como aves de rapiña sin cadáveres que devorar.

En las vísperas de la elección de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, comienza un planificado ataque entre estas familias de tradición sionista-masónica.

La actual representación de la seudo dictadura que mantiene en un Estado de guerra a Honduras, representada en el rostro inescrupuloso de Juan Orlando Hernández, junto con su sequito de funcionarios en el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia, demuestra quien ha comenzado este ataque.

Basura Humana

Ataque que intenta romper el guante de seda que ha acumulado la basura humana que ha gobernado a Honduras, en lo financiero, mediático,  politiquero y la estructura “democrática” que han prefabricado en los medios de comunicación, pero que en esencia es una mafia que monopoliza hasta lo ilegal.

Los nuevos candidatos para magistrados, seguro ya han pactado de cómo pensaran y actuaran frente a la justicia que ellos mismos autodenominan poder judicial, pero que en la praxis es un poder que lava lo putrefacto, que causa la hediondez en las Honduras.

El guante de seda está a punto de romperse, y los desechos que desprenderá, ya los conoce la opinión pública.

La intención de limpiar sus conciencias, a través de páginas sociales, auto-glorificándose como los impulsadores del “desarrollo” en Honduras, contradice sus actuaciones que se asemeja a una horda de demonios, dispuestos a devorar.



Juan Orlando Hernández, quien es continuador de facto del Estado de Honduras, sabe que ante el mundo es un donnadie, y que es manipulado por brazos blancos que impulsan las nuevas adicciones de la humanidad en Honduras, y cuyas ventas dejan riqueza para unos cuantos inhumanos.

Aplausos de Washington

El hermoso pueblo de Honduras, debe de impulsar el rompimiento de este guante de seda, a través de su participación activa en la reactivación de las masas, en una verdadera fuerza movilizadora social, alejada de toda revolución naranja, impulsada desde Washington, con disfraces como el de las antorchas, cuyos resultados son aplaudidos en la capital estadounidense.

Las personas que habitan la mal llamada Honduras, son las escritoras de su nueva historia,  y las 11 mil personas que quedaran desempleadas como producto del comportamiento Rosenthal, deben unirse a denunciar todo acto de corrupción, proveniente desde el gobierno, la empresa privada o hasta de algunos organismos de derechos humanos, quienes también lavan activos de millonarias donaciones de la cooperación internacional, o agencias de inteligencia estadounidense.

Los hondureños que son parte de la diáspora en los diferentes países del mundo, deben de ser participes de romper este guante de seda que ha cobrado la vida de muchos mártires, que han intentado destruirlo.

Solo el andar pro emancipador de las masas, asimilando cada uno un liderazgo, sin caudillismos, será la aptitud que este Estado centroamericano, agradecerá en años posteriores.

Es inevitable que los elevadores de los edificios de la pequeña urbe de la capital hondureña, sean justicieros anónimos, contra los que han aportado con la prostitución y el desgarramiento  de Honduras ante el mundo.

Según la prensa nacional e internacional, El pasado 7 de octubre, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York hicieron públicas acusaciones de lavado de dinero relacionado con el tráfico de drogas contra Rosenthal Oliva (79), su hijo Yani (50) y su sobrino Yankel Rosenthal (46), este último detenido en Miami, Florida. Además contra Andrés Acosta García, de 40 años, abogado de Grupo Continental.
     

3 comentarios:

  1. Que es eso de " la mal llamada Honduras" respete mijo!!

    ResponderEliminar
  2. Que es eso de " la mal llamada Honduras" respete mijo!!

    ResponderEliminar
  3. La mal llamada Honduras, porque un país tam hermoso con personas tan llenas de humanismo no deberían llamarse en algo Hondo. Por tal motivo es la importancia de la emancipación de Honduras para cambiar su nombre.

    ResponderEliminar